Cómo utilizar Paintkiller para quitar la pintura de miniaturas

En algunas ocasiones, necesitamos despintar una miniatura para empezar de cero, bien sea porque hayamos cometido algún error importante en el proceso de pintado, o bien porque queramos despintar alguna miniatura que hubiéramos pintado hace muchos años, y tras el paso de los años, habiendo mejorado nuestras técnicas, deseemos pintarla de nuevo. Otra opción es que queramos despintar sólo una parte de la miniatura, y no toda la miniatura al completo.

Para ello, hoy quiero mostraros un producto muy útil en estas situaciones y que nos evitará más de un quebradero de cabeza. el producto sobre el que voy a hablar en este artículo es PaintKiller,que podemos adquirir por menos de 6 euros en Tienda Quimera, y su principal uso será despintar las miniaturas que queramos volver a pintar. Aunque su uso es sencillo, aquí voy a explicar el proceso para alguien que no haya despintado una miniatura nunca.

Material necesario

Además del propio PaintKiller, las herramientas o materiales que necesitaremos son las siguiente:

  • Recuerda realizar todo el proceso sobre papel de periódico o cualquier elemento que permita no ensuciar la mesa en la que estés trabajando, dado que se trata de un proceso algo sucio.
  • Necesitaras un recipiente donde quieres que vaya depositándose todo el liquido y pintura que vayamos eliminando de la miniatura
  • Recomiendo utilizar un pincel viejo y resistente, además de un cepillo.

Despintando la miniatura

Para comenzar a despintar la miniatura, verte un poco del liquido sobre el tapón del mismo, y empieza cogiendo el liquido utilizando un pincel, y extendiéndolo por la miniatura. Deberás frotar utilizado el pincel hasta que la pintura vaya desprendiéndose, repitiendo el proceso una y otra vez. Una vez finalizado, es recomendables limpiar tanto el pincel como la miniatura en agua.

Si tienes que eliminar la pintura de una figura completa, es posible que tengas que repetir este proceso un par de veces, hasta lograr el resultado deseado. En este caso que muestro a continuación, había aplicado demasiadas capas de aerografo y en alguno de los casos, con una mala dilución, por lo que el resultado no era el que deseaba. Por esta razón despinté la miniatura completa y para ello repetí el proceso descrito arriba un par de veces hasta despintar la miniatura completamente.

Si vemos que la pintura no se desprende tan fácilmente, una vez aplicado Paintkiller con un pincel y frotado suavemente con el mismo, podemos utilizar un cepillo de dientes con cuidado para ir eliminando la pintura de forma más sencilla.

No se recomienda introducir toda la miniatura sobre el liquido directamente, ya que dependiendo del material de la miniatura podría sufrir algún desperfecto.

A continuación podéis ver el proceso y como se va desprendiendo la pintura:

 

Resultado final

Y finamente, aquí podéis ver el resultado final de la miniatura completamente despintada:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *